Sin duda alguna el triunfador de estas elecciones.

La velocidad y la intensidad que ha impuesto Pedro Sánchez a este último año de actualidad política no tiene parangón. Del infierno a la gloria en un viaje de ida y vuelta de recorrido inesperado.

Para revisar todo este viaje os recomiendo su libro "Manual de resistencia", no porque sea importante desde el punto de vista de ensayo, para nada, pero sí lo es desde el punto de vista periodístico, del relato de hechos de una época de voragine y de consecuencias importantes en la historia de España.

El resultado del PSOE es muy importante por lecturas diversas.

No tiene asegurada la gobernabilidad pero no tiene oponentes.

Sólo él puede formar gobierno y además lo puede hacer mirando hacia un lado, hacia el otro y sobre todo sin sentirse hipotecado por los independentistas que seguramente ahora estarán ansiosos por prestarle su apoyo. Ellos lo derribaron y ellos lo pueden encumbrar. Paradojas de la vida.

Lo más sensato será esperar al resultado de las elecciones europeas, autonómicas y municipales de Mayo, por ver como se reajusta cada grupo.

Me inclino por vaticinar un gobierno monocolor con personalidades propuestas por PODEMOS y por el PNV, sin que sea un gobierno de coalición.

Probablemente, cuando CIUDADANOS se recicle se pueda pensar en uan gran coalición que desearían un altísimo porcentaje de españoles, pero que hoy por hoy es absotutamente inviable.