Sin duda alguna el triunfador de estas elecciones.

La velocidad y la intensidad que ha impuesto Pedro Sánchez a este último año de actualidad política no tiene parangón. Del infierno a la gloria en un viaje de ida y vuelta de recorrido inesperado.

Para revisar todo este viaje os recomiendo su libro "Manual de resistencia", no porque sea importante desde el punto de vista de ensayo, para nada, pero sí lo es desde el punto de vista periodístico, del relato de hechos de una época de voragine y de consecuencias importantes en la historia de España.

El resultado del PSOE es muy importante por lecturas diversas.

No tiene asegurada la gobernabilidad pero no tiene oponentes.

Sólo él puede formar gobierno y además lo puede hacer mirando hacia un lado, hacia el otro y sobre todo sin sentirse hipotecado por los independentistas que seguramente ahora estarán ansiosos por prestarle su apoyo. Ellos lo derribaron y ellos lo pueden encumbrar. Paradojas de la vida.

Lo más sensato será esperar al resultado de las elecciones europeas, autonómicas y municipales de Mayo, por ver como se reajusta cada grupo.

Me inclino por vaticinar un gobierno monocolor con personalidades propuestas por PODEMOS y por el PNV, sin que sea un gobierno de coalición.

Probablemente, cuando CIUDADANOS se recicle se pueda pensar en uan gran coalición que desearían un altísimo porcentaje de españoles, pero que hoy por hoy es absotutamente inviable.

Este partido ha terminado  por asentarse. No creo que termine desapareciendo. El PSOE podrá gobernar solo o con él, nunca contra él.

Un partido que nació fruto de la indignación social, que fue  objeto de críticas demoledoras legal e ilegalmente y que ahora empieza a recoger sus frutos. No sabemos a dónde puede terminar llegando, depende de la capacidad de sus líderes, de momento de  su líder, pero muy implantado en la universidad y entre técnicos muy cualificados.

Le falta hacerse con una imagen de implicación y la pérdida de Errejón le ha hecho mucho daño para su trasversalidad. Esperemos acontecimientos con él. Las elecciones municipales y autonómicas fijarán su verdadera talla cualitativa y cuantitativamente. Tienen las ideas claras.

Podría ser el partido estrella. Se quedó desubicado cuando Pedro Sánchez presentó la moción de censura. No supo aguantar. No es un partido de derechas al uso y sin embargo se empeña en serlo. Son más conservadores sus líderes que sus votantes. Venden bien pero tienen un serio problema. Son antinacionalistas y eso es un Estado, nación de naciones, es un hándicap para gobernar. Tienen que reciclarse rápidamanete porque todavía pueden hacerlo. Su lider es joven y con buen marketing pero puede quemarse muy rápido si no reacciona en estos momentos básicos y vuelve a ocupar el centro que no debió nunca de haber abandonado.

A corto plazo el Partido Popular ha sido el gran derrotado en  estas elecciones de 28 de Abril.. Su fijación por extremarse le ha hecho confundir su discurso ante los electores.

Pablo Casado y su equipo no han estado a la altura, la prepotencia, la mentira continuada y el insulto han sido sus pilares y ése es un programa muy fragil.

El PP es un partido necesario para el Estado y creo, que como la hydra, será capaz de regenerarse aunque la travesía será larga. El resultado próximo de la elecciones europeas, autonómicas y municipales será decisivo, aunque creo que al margen de resultados, Pedro Casado está ya sentenciado. Demasiados enemigos internos en muy poco tiempo.

Necesita el PP ubicarse. Creo que el proceso pasará por Feijoo y por Pastor que deberán tratar de resituar al PP al menos con un pie en el centro.

Parece que ello dejaría espacio a su derecha. Creo que el crecimiento de VOX será mínimo o entrará en retroceso. Por sí mismo, jamás podrá en este país la derecha extrema ganar unas elecciones democráticamente, y tanto patrioterismo empezará pronto a aburrir. Asegurado ese flanco el crecimiento deberá orientarse hacia el conservadurismo europeista en la linea francesa especialmente. Este movimiento irá arrinconando a Cs entre dos frentes, PP y PSOE, ninguno de los cuales dejará de pisar el círculo central que es desde donde el balón se pone en movimiento.

El PP tiene que solucionar su problema territorial. Ha dejado de ser un partido nacional al quedarse sin representación en dos de las más potentes naciones de este Estado y es absolutamente imprescindible que recupere presencia. Difícil, pero no imposible.

Creo que Cs a medio plazo, será el gran perdedor de estas elecciones. Su enrocamiento soberbio le hará resucitar a Vulcano. Lo imagino como un pequeño partido liberal con muy escasa representación, la que le permitan el conservadurismo y la socialdemocracia. Morir de éxito que decía Felipe González.

Comparar a Abascal con Marine Le Pen, a la que adora es pura coincidencia. Él es un ultra cañí, un kiko apostólico, de María del Monte más bien. A Marine la escuchan en los barrios obreros, a éste le ríen las gracias la chavalería de la Mae West , Paseo de Gracia o en el Barrio de Salamanca con la rojigualda en la muñeca. Abascal es un niñito pijo, resentido por estar picado de viruela, que recuerda a Paco Candela, un cromo vamos.