Si es poco extensa, la parte afectada se debe poner bajo un chorro de agua fría, lo que alivia el dolor, y después se aplica una crema de "sulfadiazina argéntica".

Cuando aparecen ampollas, se ha observado que es mejor abrirlas, ya que el líquido que contienen favorece el desarrollo de microbios, hace una presión que puede profundizar la lesión y retrasa la curación de la herida. Para abrir las ampollas, se tiene que recortar la piel con unas tijeras, que se han esterilizado flameándolas. Y se aplica durante unos días la crema anteriormente mencionada, cubriendo la quemadura con gasa esterilizada y sujetándola con un vendaje que solo comprima algo. Pero si es extensa y profunda, se debe acudir rápidamente a urgencias sin poner ninguna crema.

En primer lugar hay que convencerse de que el problema tiene que resolverlo uno mismo, pues radica en la personalidad.Hay que fijarse objetivos pequeños y avanzar poco a poco. Es útil imaginar situaciones y ensayar cómo se actuaría, analizar las expresiones o palabras que se suelen usar y, si denotan inseguridad, cambiarlas por otras. Al hablar, mirar a los ojos del que escucha, modelando el tono y la velocidad de la voz. Si se suele tener rubor, sudor, temblor o sequedad de boca, es conveniente aprender técnicas de relajación y practicarlas enseguida que se noten dichos síntomas. Cuando algo no sale bien, hacer una lista de los fallos y nunca culpabilizarse. En cambio, si ha ido bien, es bueno recompensarse.

No hay nada para curarlos, solo se pueden aliviar las molestias mientras se curan solos. Se puede tomar un analgésico, antitérmico, tipo paracetamol o aspirina, para el dolor de cabeza o las décimas de fiebre y algún calmante de la tos. Hay preparados que alivian estas molestias, además de los estornudos y la obstrucción nasal, pero se debe consultar al farmacéutico, pues tienen contraindicaciones; lo mismo que los sprays nasales, que además, no deben usarse más de tres días. Son útiles los lavados de nariz con agua y sal y las inhalaciones de vapor de agua con flores de manzanilla. No hay que tomar antibióticos, ya que no actúan contra los virus del resfriado. Son aconsejables, los zumos de cítricos y zanahoria y las infusiones de flores de tilo, candelaria, saúco, escaramujo y tomillo con un poco de miel.

* Corregir el estreñimiento o la diarrea; pero, para el primero, no usar laxantes, sino comer más fibra vegetal.

* En el lavabo, evitar los esfuerzos y no permanecer demasiado tiempo.

* Es importante la higiene cuidadosa, pero no sar papel higiénico, ni esponjas artificiales. Lo mejor es algodón mojado y, después, un baño de asiento usando jabón neutro.

*Si sangran, presionar con una compresa empapada con agua fría.

* Evitar estar mucho tiempo sentado.

* Hacer ejercicio físico.

* Corregir la obesidad.

* No comer alimentos muy condimentados, picantes y no beber alcohol en exceso.

* Si producen molestias, aplicar una pomada con cortisona y anestésico.

* Si se nota un bulto duro y muy doloroso, hay que ir al médico.

La bronquitis es crónica cuando con la tos, se expulsan mucosidades durante mucho tiempo. En general, se considera que deben expulsarse más de 90 días al ño, aunque no sean seguidos, y durante dos años consecutivos.